Cómo reconocer la vergüenza y, junto a tu familia, crecer hacia una nueva libertad primera parte – con video –

por | Jun 5, 2020 | Crecimiento personal, Vida de Familia | 0 Comentarios

La semana pasada publiqué un video en mí otro sitio web freedomthatmatters.com. La temática era sobre la vergüenza y cómo aprendí a no dejar que la vergüenza gobierne mi vida. Recibí varios comentarios de personas que compartía su experiencia en la lucha contra la vergüenza.

La vergüenza no se detiene frente a un estatus social determinado, inteligencia, belleza ni capacidad. La vergüenza se enmascara y se disfraza como “normal” y “verdad”.

Hoy me gustaría profundizar una vez más en el tema, más desde el punto de vista de una familia. Compartiré contigo patrones comunes para las personas y familias que viven la vida a través de las lentes de la vergüenza.

Cuanto más salgo de la vergüenza, más camino hacia la libertad hermosa de una vida que no es fácil pero que vale la pena vivir, con tantas maneras de ser una bendición y ser bendecido por los que te rodean… Cuanto más reconozco ciertas reacciones basadas en la vergüenza, que la gente da a la vida, a las circunstancias y a las personas que la rodean.

Y porque sé cómo se siente, porque sé cómo esta vergüenza puede formar y dar forma a nuestra realidad, me conmueve profundamente ver a la gente salir de ella y abrazar la verdad -la verdad de Dios- de su valor, su valor y su importancia, el honor y la dignidad que solo él es capaz de dar.

La vergüenza está bien conocida por muchos de nosotros. Tan conocida, que se siente natural y tan natural, que la mayoría de la gente piensa que es única para ellos y que son defectuosos y por eso se sienten así.

Es por eso que muchas familias tienen patrones basados en la vergüenza.

Esto no es algo que se elige, diciendo: “Bueno, en cuanto a mí y mi familia, vamos a vivir bajo la vergüenza! “Más bien la vergüenza dominará nuestras vidas hasta el día en lo que la descubramos y elijamos caminar hacia la libertad paso a paso”.

Crecí en una familia que estaba abrumada por la vergüenza. Mis padres me enseñaron esta forma de pensar y sentir sobre nosotros mismos, los demás, Dios y las situaciones, estas lentes para ver el mundo y todo lo que sucede a través de la vergüenza.

Hace algún tiempo, descubrí un libro llamado

“Tired of trying to measure up”

(Cansado de tratar de estar a la altura)

de Jeff VanVonderen.

Mientras hablaba con una amiga, que también leyó ese libro, me dijo: “Sabes Jeanne, pensé que soy único por sentir de la manera que lo hago y ahora he descubierto que mi pensamiento encaja en una forma de pensar que está filtrada por la vergüenza!

Por eso decidí proporcionarle los 15 puntos mencionados en ese libro, con los que se pueden identificar las personas que ven sus vidas a través de la vergüenza (algunos puntos más, otros menos).

Las frases que añadió directamente del libro estarán en cursiva y todas están tomadas del capítulo 2

” ¿Whats wrong with me?”

Para mostrarles lo que quiero decir exactamente con “ver la vida a través de la lente de la vergüenza, consideremos las siguientes situaciones: 

La individualidad es algo que te asusta, si ves la vida a través de las lentes de la vergüenza. Te cuesta sentirte cómodo con el hecho de que cada persona es única, diferente y honorable en su forma de ser.  

Supongamos que tienes una opinión de algo y yo tengo otra opinión. La gente, libre de vergüenza y cómoda con la individualidad, se dará cuenta:

“Yo tengo una opinión, la otra persona tiene una opinión, y está totalmente bien si no es la misma opinión.”

Sin embargo, si la vergüenza es la lente a través de la cual ves, podrías pensar:

  •  “Jeanne cree que algo está mal en mí para tener mi opinión.”
  • No estoy de acuerdo contigo” se traduce: “Eres estúpido por pensar de esa manera“.
  • Cometer un error se traduce en:  “Soy menos persona“.
  • Derramar tu leche se traduce en: “Soy un torpe“.
  • Otra persona que tenga una serie de circunstancias positivas (una promoción, un nuevo auto, encontrar un cónyuge) se traduce en: “Dios no debe amarme tanto como ellos“.
  • El mal comportamiento de sus hijos se traduce en : “Soy un pésimo padre“.
  • Su incapacidad para estar a la altura de alguna “fórmula cristiana” se traduce en: “Soy un cristiano defectuoso“.
  • El sentimiento de tristeza de su cónyuge se traduce en : “Soy un pobre marido/mujer“.
  • El hecho de que tus padres estén molestos contigo se traduce en : “Soy un fracaso como su hijo“.

¿Puedes ver el patrón?

Veamos ahora estos rasgos con los que mi amiga que leyó ese libro pudo identificarse, cómo llegó al punto en que se sorprendió al entender que la vergüenza tiene una gran parte en cómo se siente sobre la vida:

Ahora veamos los rasgos que son comunes para alguien que ve la vida a través de la lente de la vergüenza; En este artículo mencionaré 5 de ellos, en el artículo siguiente veremos los otros 10:

  1. USAS UN MONTÓN DE DIÁLOGO INTERNO NEGATIVA.
  2. .NO TE PERMITES COMETER ERRORES (O ADMITIRLOS).
  3. ERES EXCESIVAMENTE RESPONSABLE.
  4. NO CONFÍAS EN TU RADAR.
  5. ESTABLECES LÍMITES INAPROPIADOS.
  6. ACTÚAS COMO UNA VÍCTIMA.
  7. TIENDES A “CODIFICAR” CUANDO TE COMUNICAS.
  8. SUFRES MUCHAS ENFERMEDADES RELACIONADAS CON EL ESTRÉS.
  9. NO PUEDES DIVERTIRTE SIN CULPA.
  10. ACTÚAS EN FORMAS QUE PARECEN CONTRADICTORIAS.
  11. NO PUEDES LIDIAR MUY BIEN CON REGALOS.
  12. SABOTEAS TU PROPIO ÉXITO.
  13. ESTÁS POSPONIENDO.
  14. ERES POSESIVO EN LAS RELACIONES.
  15. TIENES UNA GRAN NECESIDAD DE CONTROL.

Veamos estos puntos uno por uno:

1.USAS UN MONTÓN DE DIÁLOGO INTERNO NEGATIVA.

Eres muy duro contigo mismo.

  • “¿Qué me pasa?”
  • “¿Cómo pude ser tan estúpido?”
  • “¿Quién soy yo para creer que esta persona podría ser mi amigo?”
  • “todo es mi culpa”
  • “¡No importa lo que yo siento!”
  • “¡Soy un fracaso!”
  • “Nunca seré capaz de…”
  • “¡A nadie le importa cómo me siento!”
  • “Nadie sabe realmente quién soy” (y si lo supieran, me declararían indigno de ser amado.)

 

Todos experimentamos frustraciones y todos pasamos por dudas sobre nuestra capacidad. Sin embargo, hablar así te condena como persona por lo que hiciste, o fallaste en hacer.

2.NO TE PERMITES COMETER ERRORES (O ADMITIRLOS).

No puedes cometer un error, por la simple razón de que sientes que el error determina quién eres. En lugar de ser capaz de decir: “Oh, cometí un error, lo siento” y seguir adelante, creciendo y madurando, tu sentimiento general es: ¡Soy un fracaso! “

“Por lo tanto, los errores deben ser “negados, explicados, justificados, minimizados, racionalizados, o culpados a alguien más”.

Esta creencia te impide aprender de los errores y seguir adelante.

  1. ERES EXCESIVAMENTE RESPONSABLE.

“Si hay un problema, debes haberlo causado (aunque no estés seguro de cómo). Si hay una crisis, debes resolverla (aunque el pasado te haya enseñado que probablemente fallarás). Tu misión es asegurarte de que todos los demás sean felices, que nadie se sienta decepcionado, que se satisfagan sus necesidades y que el mundo entero esté en paz”. 

  1. NO CONFÍAS EN TU “RADAR”.

Nunca estás seguro de si puedes confiar en tu percepción en prácticamente cualquier cosa.

Has aprendido a no hablar (¿quién eres  tú, para pensar y sentir?) y a confiar en los que están por encima de ti más que en ti mismo (ya que tienen que ser más capaces que tú) – y te condenas a ti mismo para ver las cosas. (“Debo ser yo. Debo tener un espíritu crítico“)

5. ESTABLECES LÍMITES INAPROPIADOS.

Debido a que a la gente que crece en un sistema basado en la vergüenza no se le permite tener límites, nunca fueron capaces de aprender a establecerlos.
Si creciste así, te costará creer que tienes derecho a tener tus propios límites; por lo tanto, es muy difícil para ti saber cuándo establecerlos y de qué manera… Las relaciones son un desafío porque requieren límites para mantener a los que continuamente te harán daño a distancia y dejar que se acerquen los que tú consideras seguros.

 

¿Te has reconocido a ti mismo de alguna manera?

Descubrir la vergüenza es un paso importante para deshacerse de ella. Mientras creas que esto es lo que eres, no hay forma de salir de ello.

Cuanto más profundices en el tema, más te darás cuenta de las áreas en las que la vergüenza ha influido en tu vida. Te animo a que elijas levantarte contra la vergüenza; es una mentira, es una cadena que te impide caminar en tu unicidad, en la realidad de que eres amado, de que eres de alto valor.

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: